domingo, 28 de agosto de 2011

Amor de verano.

Amor de verano, que bonita paradoja. Puede incluso llegar a sonar ridículo, si ridículo, un amor tan efímero, tan lleno, tan loco, tan tonto, tan perfecto, no, no es verdadero amor, no puede considerarse así. Un sentimiento que tan pronto como viene se va, sin dejar rastro ni dar explicación. Un "amor" tan falso. Un amor que con un adiós sera suficiente, supongo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada