domingo, 18 de septiembre de 2011

perdida, sin rumbo.

Cuando encuentras la estabilidad siempre hay algo que lo golpe, lo alborota. Quizás nunca tuve estabilidad, quizás ni tan siquiera la busqué.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada